Campdevànol

En Campdevànol se respira naturaleza allá donde vayas, y los recorridos de media distancia son un claro ejemplo de ello. Circuitos que nos conducirán a disfrutar de la visita a las gorgas del Torrent de la Cabana, a correr por frondosos hayedos, o a subir a picos, auténticos miradores de la comarca, que bien se valen el esfuerzo de una visita. Ninguno de ellos te va a dejar indiferente y te invitarán a volver.

Media distancia
otros suave

TRAIL MEDIA DISTANCIA

Gran Colomer

Distancia total: 15,5 Km

Desnivel positivo: 550 metres

Punto de salida: Campdevànol

Punto de llegada: Campdevànol

Altitud mínima: 730 (Campdevànol)

Altitud máxima: 1080 (Serrat d’Estiula)

Leer reseña

Circuito apto para realizar durante todo el año, sobre todo en primavera y verano, ya que es muy sombrío y nos permite refrescarnos constantemente. En invierno podemos encontrar zonas heladas, donde extremaremos las precauciones. En épocas de lluvias nos tocará remojarlos los pies al cruzar el Merdàs.

Es un recorrido rápido y poco técnico, que nos permitirá disfrutar de un entorno privilegiado y variado en poco tiempo.

Hay que recordar que siempre tendremos que cerrar los hilados de ganado que nos encontramos en el camino. Pasamos por zonas ganaderas y el hecho de dejarlos abiertos puede causar muchos dolores de cabeza a los propietarios de las explotaciones.

Saliendo de la Plaza de la Mainada nos dirigiremos al Barri de la Creu. Al final de la calle se acabará el asfalto y cruzaremos el Río Merdàs. Después de un corto primer tramo de pista rápidamente empezaremos a subir por sendero. El sendero es corrible pero con constante subida, y nos llevará, después de cruzar diferentes hilados de ganado, a lo alto del Serrat del Auró.

Giraremos a la derecha para empezar a bajar, primero por un camino ancho que poco a poco se irá convirtiendo en un sendero hasta el Collet de Daguí. En el collado haremos un giro brusco a la izquierda para bajar rápidamente hasta el Torrent de Estiula, que cruzaremos justo en la poza más espectacular, la de  Gran de Colomer.

A partir de este punto vamos retornando por un sendero en constantes toboganes siempre paralelos al torrente, hasta que definitivamente nos volvemos a subir hasta la masía en ruinas de La Mosquera. Una vez dejada atrás, rápidamente llegaremos a la area de recreo de la Font de Querol. Tendremos cuidado al cruzarla si encontramos gente disfrutando del espacio.

Pasada esta zona, tan solo nos quedarán 2km hasta llegar otra vez a Campdevànol, que los haremos por el cómodo y agradable Camí Ral.

Agua: encontraremos todos los servicios en Campdevànol. Cruzaremos el Río Merdàs y el Torrent de Estiula, donde podremos refrescarnos pero no es recomendable beber. En la zona de recreo de Querol encontraremos una fuente, aunque en verano suele estar seca. En el Camí Ral pasaremos por al lado de la Font de Sant Eudald.

Grats

Distancia total: 21 Km

Desnivel positvo: 1200 m

Punto de salida: Campdevànol

Punto de llegada: Campdevànol

Altitud mínima: 730 (Campdevànol)

Altitud máxima: 1320 (Camí de Grats)

Leer reseña

Circuito muy distraído y divertido, casi todo él por senderos sombríos combinados con miradores naturales de excepcional belleza. Transitaremos por frondosos hayedos que nos transportarán a otros tiempos y nos harán sentir aislados del mundo.

Recorrido apto para hacer durante todo el año, vigilando en invierno las zonas heladas, sobre todo al cruzar los torrentes. En épocas cálidas, el circuito sombrío permite disfrutar del entorno en un ambiente fresco pudiendo remojarte constantemente.

Saldremos del centro del pueblo para rápidamente enfilar hacia el cementerio cruzando la vía férrea. Dejaremos atrás las calles y pisaremos ya terreno blando por una pista forestal más llana que nos ayudará a ir cogiendo ritmo. Poco después de pasar el Mas de la Teuleria dejaremos la pista principal y seguiremos un camino ancho que llanea. A partir de aquí será un constante de senderos, de subidas empinadas y bajadas más o menos técnicas hasta llegar al Pla de la Tomba. Vale la pena hacer parada en este punto; encontrarás 3 rótulos que te indicarán todos los picos que se dominan desde el privilegiado mirador.

Dejaremos el Pla de la Tomba entre árboles, aprovechando un sendero que se insinúa tímidamente, y que nos llevará hasta Sant Pere de Aüira llaneando y disfrutando de las vistas. Esta ermita está situada en un lugar especial, con vistas de 360º que dominan desde el Taga al Pedraforca pasando por el Montseny.

Continuaremos siempre por senderos en dirección al Pla de Pruners. Justo antes de dejar la senda principal haremos un brusco giro a la izquierda. Alcanzaremos el llano tras trepar un poquito. Parada obligada para disfrutar de las vistas y seguimos por un sendero entre árboles, que nos llevará hasta la Collada de Grats. Poco antes de llegar encontraremos una zona de descenso técnico donde deberemos tener cuidado, sobre todo si ha llovido los días previos.

En Grats comenzaremos un descenso rápido y divertido jugando con el Torrent de Grats, que nos acompañará y cruzaremos dos veces. Justo después de cruzar por segunda vez subiremos un sendero superando gradas hasta salir a un tramo abierto.

Poco después llegaremos a un tramo donde, además de seguir el track, deberemos ayudarnos de la intuición para encontrar el camino entre los matorrales y llegar a Pruners.

Pasaremos por el lado del Mas, y tras unos 20m de pista, giramos bruscamente a la izquierda. Podemos coger de referencia una alambrada de ganado, que no llegaremos a cruzar. Entre hayedos y alguna fuerte subida llegaremos a una pista que sólo cruzaremos para seguir por sendero. Seguramente nos mojaremos los pies en los diferentes torrentes que encontraremos hasta llegar al Coll de la Batalla. 20m de pista forestal nos permitirán relajar las piernas para afrontar la última subida del circuito, el Serrat de la Batalla, que iremos bordeando entre árboles mientras atravesamos hilados que nos dejarán en la Ermita de Sant Cristòfol y ya veremos de nuevo Campdevànol, donde llegaremos recuperando el tramo inicial. Una vez entramos en las primeras casas bajaremos unas escaleras estrechas que nos dejarán de nuevo en la Plaça de la Mainada.

Agua.- En Campdevànol tenemos todos los servicios. Fuente de la Guilla. Cruzaremos diferentes torrentes donde podremos refrescarnos.

Sant Amand

Distancia total: 21 Km

Desnivel positivo: 1500 m

Punto de salida: Campdevànol

Punto de llegada: Campdevànol

Altitud mínima: 730 (Campdevànol)

Altitud máxima: 1851 (Sant Amand)

Leer reseña

Recorrido exigente que nos permitirá coronar la cima de Sant Amand, una atalaya sobre la comarca y las llanuras de interior. En invierno convendrá vigilar al cruzar los torrentes, pueden presentar hielo, y las zonas altas pueden estar cubiertas de nieve, por lo que tendremos que llevar material adecuado. En verano es muy sombrío y agradable para hacer independientemente del nivel y ritmo de cada uno.

Durante todo el circuito encontraremos diferentes portezuelas de ganado, que prestaremos atención a cerrar siempre correctamente para evitar problemas a los propietarios de las tierras y su ganado.

Salimos de Campdevànol, de la Plaça de la Mainada, en dirección al Ayuntamiento y la zona deportiva. Cruzaremos la carretera por el paso de peatones y pasaremos por delante de las pistas de pádel. Encontraremos una valla metálica que atravesaremos, a continuación nos adentramos en el bosque por un sendero en suave subida.

Saldremos a un tramo llano de pista forestal donde vigilaremos con los hilados de ganado, ya que encontraremos algunas portezuelas, hasta cruzar el Torrent de Sant Martí. Una vez pasado el torrente empezaremos a ascender ya duro por un sendero que nos dejará en la pista forestal que nos llevará a pasar por el Mas de Sant Martí de Baix (en ruinas). Entramos en sendero, y cruzando varias veces una pista de aprovechamiento forestal, seguiremos subiendo constantemente hasta llegar al Collet dels Graus.

En este collado, donde encontraremos rótulos informativos, giraremos a la izquierda y remontaremos “los graus”, un tramo de camino picado en la roca que supera unos bancales. Pasado este tramo entramos en un denso hayedo que por sendero muy agradable y sombrío nos llevará hasta Saltor, un prado idílico a los pies de Sant Amand, en el que encontraremos la ermita y la masía del mismo nombre.

Cruzaremos el prado y rápidamente subiremos por sendero en constante subida, siempre por densos y sombríos hayedos que nos transportarán a los tiempos del Compte Arnau. Despertaremos del sueño en un pequeño collado con un abrevadero en desuso, donde giraremos a la izquierda y al poco nos encontraremos, si volvemos la vista al lado, con un haya milenaria en la que el tiempo ha dejado su huella.

Sin dejar el sendero llegaremos a la Canal de Sant Amand, donde en algún punto quizá tendremos que ayudarnos de las manos para trepar. Si vamos en grupo, vigilaremos con la caída de piedras. Una vez en la cabecera de la canal veremos la Font del Pi, y poco después, en cuanto superamos una valla de ganado, subiremos los últimos metros de desnivel hasta llegar a tocar la inmensa cruz que domina altiva del lugar y nos propone disfrutar del paisaje que se domina.

Bajaremos del cerro de piedra donde está situada la cruz y seguiremos el llano sendero que sale a nuestra derecha. Pronto empezará a coger pendiente, y con algunas zonas técnicas, el camino nos regala unas vistas inmejorables de la Sierra Cavallera y la Sierra de Milany a ambos lados. Seguiremos descendiendo sin tregua hasta el Coll de la Tuta o Plans de Xirinacs, unos prados donde no podremos evitar la tentación de levantar la vista y hacer un vistazo a lo que hemos bajado.

Cruzaremos el prado para coger un sendero que nos llevará a pasar por la masía en ruinas de Cal Pegot y seguiremos por un hayedo que juega con los colores dependiendo del momento del día en que pasamos. Sin pérdida y superando pequeños sifones llegaremos a encontrar el GR, donde haremos un brusco giro a la derecha para remontar unos metros de desnivel hasta el Collet del Vent. Poco antes de llegar, pasaremos junto a un charco de agua donde, si es necesario, detrás entre unos bloques de piedra encontraremos una surgencia de agua donde refrescarnos. Cruzaremos recto el prado que forma el collado y en poco tiempo llegaremos de nuevo a Saltor.

De nuevo nos adentraremos en el hayedo que anteriormente hemos hecho de subida, ahora en rápido descenso, deshaciendo el Camino dels Graus y el collado hasta cruzar las pistas de aprovechamiento forestal y pasar junto a la Fuente de Sant Martí Vell. Ya en la pista, desharemos un tramo de 500m aproximadamente hasta encontrarnos un hilado con portezuela a nuestra izquierda. Aquí seguiremos recto por la pista, unos 500m más, pasando por el lado de la antigua cantera, hasta encontrar “la mesa” y el rótulo que nos indica el inicio del sendero que nos llevará, después de la última pero intensa subida del recorrido , hasta la Ermita de Sant Grau. Disfrutamos de las vistas sobre el Freser y el pueblo de Campdevànol mientras recuperamos el aliento. La bajada la haremos por un estrecho y derecho sendero que sale a la derecha de la ermita, y que después de girar a derecha e izquierda múltiples veces, nos dejará en unos pastos muy cerca del Mas de Can Molí Nou, ya a tocar de Campdevànol. Volveremos a cruzar el Torrent de Sant Martí para ya enfilar el último tramo de retorno al pueblo deshaciendo el trozo inicial del recorrido. De nuevo, vigilaremos al cruzar la carretera y pasaremos por las calles del núcleo hasta llegar a la Plaça de la Mainada.

Aigua.- Encontraremos agua y todos los servicios en Campdevànol. Fuente al paso por la Ermita de Sant Martí Vell. Font del Pi al salir de la Canal de Sant Amand.